Descripción del proyecto

CELESTE GONZÁLEZ  |  Gran Canarias 

“Ningún hombre me llevará a la cumbre»

4 de abril  a las 20:00h 
5 de abril  a las 19:00h
PERFORMANCE
Venta de entradas

“Trabajo relacionado e íntimamente ligado al libro Regina & Celeste (Uña Rota 2019). Una correspondencia trans”

Regina & Celeste son dos nombres, dos cuerpos, dos historias y una sola correspondencia. En su momento, privada: sin formalidad ni ceremonia alguna. Y ahora, igual de informal, pero pública, a la vista de quien se atreva a leerla.
Porque estamos ante un emocionante diario vital escrito a dos manos, sin tabúes. Un viaje a contracorriente en el que se despiezan y se cuestionan etiquetas, categorías y estereotipos relacionados con el LGTBI y con cualquier asunto que huela a género y a condición humana. (Carlos Rod)

En gran Canaria, la zona más alta de la isla es conocida como “La Cumbre“.
El pasado verano un incendio voraz acabó con 10.000 hectáreas de este bosque de pinos.

El Título tiene una doble lectura. Ningún hombre me llevará físicamente a ese paisaje desolado donde grabé parte de este trabajo; y por otro lado rompe con la fantasía de princesas de cuento: lo que no haga por mí misma ningún hombre lo hará por mí.

Las mujeres trans nos vemos perjudicadas a la hora de hacer pública una relación amorosa por la cantidad de prejuicios que aún tienen los hombres a la hora de dar visibilidad una relación con una mujer trans. No dejamos de ser maricones con tetas para gran parte de la sociedad.

Hablando de tetas… la activista Turca Hande… fue brutalmente asesinada y mutilada. Su cuerpo estaba tan irreconocible que solo se la pudo identificar por las prótesis. “Solo la silicona es eterna. “Las mujeres trans hechas a golpe de hormona y silicona y asesinadas a golpes por el patriarcado en una sociedad profundamente tránsfoba.

El ritual el sacrificio la mujer asesinada para preservar los privilegios y el poder del sistema. La consagración de la primavera música de Igor Stravinsky para el ballet del mismo nombre de los Ballets Rusos de Montecarlo tiene como final el sacrificio.
Una mujer es ofrecida (asesinada) como ofrenda para preservar el ciclo vital (que no deja de ser poder político).

Dirección – Interpretación: Celeste González
Música: Igor Stravinsky “La consagración de la primavera
Fotografía: Miguel Barlibrea